Gerardo Lozano-Balderas, Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular, Instituto de Cirugía-Hospital Zambrano Hellion, Monterrey, Nuevo León, México Venancio Pérez-Damián, Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular, Hospital Español de México, Ciudad de México, México Paola Rojas-Guevara, Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular, Hospital Español de México, Ciudad de México, México Óscar Villegas-Cabello, Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular, Clínica de Enfermedades de la Circulación, Monterrey, Nuevo León, México Marycarmen Mendoza-Silva, Cirugía General, Programa Multicéntrico, Tecnológico de Monterrey, Monterrey, Nuevo León, México


Antecedentes: La enfermedad venosa crónica (EVC) es menospreciada porque se desconoce la magnitud de su impacto. La importancia de la EVC radica en la cantidad de pacientes que la padecen y el impacto socioeconómico de sus manifestaciones. Materiales y métodos: Se realizó un estudio prospectivo, observacional y analítico. Incluyendo 80 pacientes con EVC divididos en dos grupos, uno intervenido con ablación endovenosa con radiofrecuencia y otro con láser de 1470 nm y se compararon los resultados posquirúrgicos a los 7 y 30 días. Resultados: Hubo discrepancia en el dolor posquirúrgico a los 7 días con un 12.5% de pacientes que refieren dolor en el grupo de radiofrecuencia y 10% en el grupo de láser. Se analizó Venous Clinical Severity Score (VCSS) entre ambos grupos y no se encontraron diferencias. Conclusión: Ambos métodos quirúrgicos son efectivos para disminuir los datos clínicos de EVC, sin embargo, no hay una ventaja significativa en ninguno de los dos a los 7 y 30 días.



Keywords: Enfermedad venosa crónica. Radiofrecuencia. Láser 1470 nm.